II CAFÉ TERTULIA DE TURISMO AAPET & MELIÁ ALICANTE

viernes, 4 - diciembre - 2015

Publicado por Ruta del Vino de Alicante en NOTICIAS

En esta segunda edición el tema elegido fue “Vinos D.O.P. Alicante y Potencial del Enoturismo en la Costa Blanca” y, con la pregunta, “¿Se está potenciando suficientemente el producto enoturístico en Alicante?”, se inició un intenso debate entre los asistentes, en el que se pusieron sobre la mesa las razones del escaso aprovechamiento que, por el momento, se le está sacando a los excelentes vinos de la terreta, como parte de un “paquete turístico” que poder ofertar tanto al turismo nacional, como internacional.

IMG 20151202 180050-757x350

Entre los asistentes, que representaban a la administración pública, hoteleros, bodegas, empresas de actividades y medios de comunicación, se encontraban Idoia Elosua (Directora Comercial Meliá Alicante), Agustín Grau (Gerente Patronato Municipal Turismo Alicante), Encarni García (At. cliente y enoturismo Bodegas Bocopa), María José Jover (Gerente Ruta del Vino de Alicante), Pepe Mendoza (Gerente de Bodegas Mendoza), Felipe Lozano (Cogerente de Tramuntana), y por parte de la Asociación Alicantina de Periodistas y Escritores de Turismo -AAPET- , asistieron José María Díez (ex Director Hotel la Marina de Benidorm y actual Vicepresidente de AAPET, Rafael Rodríguez (Periodista colaborador de “La Verdad” de Alicante y Presidente de Prensa Deportiva) y Marga de la Vega, formadora, guía oficial y escritora de turismo, actual Presidenta de AAPET, como organizadora y coordinadora de las tertulias.

En la tertulia, se planteó a la gerencia de “Ruta del Vino de Alicante” el porqué de la ausencia de oferta alicantina de las llamadas “escapadas enoturísticas” en portales temáticos especializados como “Evadium” o “Turismo de Vino”, donde no aparece ningún paquete que incluya alojamiento + visita y cata en bodega en Alicante, cuando realmente sí las hay como, por ejemplo, la ofertada entre Bodegas Mendoza (Alfaz de Pí) y el Hotel Rural Cases Noves (Guadalest), que ofrecen 2 diferentes enopacks, e igualmente, con los hoteles Albir Playa y Asia Gardens.

Sin embargo, es de destacar la cifra de casi 35.000 visitantes que han pasado en un año por las bodegas alicantinas, gran parte de las cuales se concentran en la ya mencionada Bodegas Mendoza, y Bodegas Bocopa, que recibe numerosos grupos de enoturistas, tanto extranjeros (nórdicos, británicos), como nacionales (Madrid y Comunidad Valenciana) a lo largo del año.

Por otro lado, se asumió que existen algunas carencias importantes en el sector que se deberían solventar, si se quiere alcanzar una cifra mayor de visitantes, una de las cuales es la falta de formación adecuada del personal (idiomas y enología) y la poca adaptabilidad horaria de algunas de las bodegas. También se constató la dificultad de algunas empresas de actividades como “Tramuntana”, que ofrece, entre otras cosas, visitas a bodegas, para ofertar su producto a través de los establecimientos hoteleros, alegando que en muchos, ni se les permite dejar sus folletos, a lo cual, Idoia Elosua, directora comercial de Meliá Alicante, como aludida, sugirió que lo más efectivo sería canalizarlo todo a través de la APHA, – Asociación Provincial de Hoteles-.

Para concluir, se vio la necesidad de crear algún tipo de plataforma o “central de comercialización” para los paquetes enoturísticos ya que, “Ruta del Vino de Alicante”, organismo que agrupa a todas las empresas relacionadas con el vino (bodegas, alojamientos, tiendas, museos…), no puede realizar esta labor fundamental, debido a incompatibilidad administrativa, ya que se trata de un organismo mixto –público y privado- sin ánimo de lucro, por lo cual no puede intervenir en la comercialización del producto enoturístico alicantino de manera directa.

Como colofón a estas reflexiones, destacar que, el hecho de que Alicante sea un destino eminentemente de “sol y playa”, no debe tomarse como una desventaja para atraer al enoturista, sino que, muy al contrario, esos miles de turistas que vienen por nuestro clima y nuestras playas, son potenciales enoturistas, a los que ni siquiera hay que darles a conocer el destino “Costa Blanca”, sino, simplemente, saber comunicarles y venderles que, el Enoturismo también “existe” en Alicante.